domingo, 9 de diciembre de 2007

LA NEGOCIACIÓN

Siempre, he pensado, que los políticos son de una fauna y están hechos de una pasta, que ningún ser humano, tiene. Y, cada día que pasa me ratificó, en está idea. Oigo, por la radio, que el segundo Guardia Civil, que sufrió el atentado, el sábado pasado uno de diciembre, falleció, casi una semana después. Estaba en un coma profundo desde el atentado.

A continuación, sale uno de sus compañeros, de los dos jóvenes asesinados. Y; dice lo que todos, nos decimos y nos preguntamos, menos los que tenían que tener mano dura... No se puede, ahora, estar en los funerales, con una cara desencajada; y luego, una semana después, sentarse con los asesinos, para negociar. Se sientan, para pedirle encarecidamente, y por favor: que abandonen, las armas. Pienso, que se lo dicen así, porque, como los terroristas, se jactan y nos les hace ni puñetero caso.

Ya no se acuerdan de las escenas y de los sentimientos, en los funerales. Imagino, que no tendrán sentimientos, y estas escenas, atienden simplemente a tener contentos con los partidos independentistas que hay por nuestro país. Así, en las elecciones, tienen el apoyo asegurado.

Es decir, que ante ponen sus carreras políticas y su posibles negocios, que a la vida de personas, que velan, precisamente, por la seguridad de ellos, la mía, la de usted y la de todos los españoles. Mientras, vemos a los presuntos terroristas, riéndose y andando libremente por las calles de un país, supuestamente democrático.

Digo supuestamente, porque está gente, pide autodeterminación, y libertad de expresión. Pero, estos, no respetan la libertad de expresión de los que no tienen su misma opinión.

Sin embargo, ahí está el gobierno de la nación, en su máxima expresión con sus últimos, tres Presidentes... Felipe González, José María Aznar y el actual, José Luís Rodríguez Zapatero; que permiten el libertinaje de los terroristas y les trae a la vaina, los sentimientos y la angustia de todo un pueblo. Eso sí, con el apoyo incondicional de LOS INTOCABLES. Hecha la ley, hecha la trampa; y ellos, son expertos en estos engaños, que creen que están por encima la ley.

¿ Porqué negocian con terroristas ?, ¿ porqué no tienen tacto y cariño a los familiares de las víctimas ?, ¿ porqué, no cumplen la totalidad de las condenas ?, ¿ Porqué, les rebajan las condenas, por buen comportamiento ?, ¿ ya no se acuerdan, del porque están encerrados ?. Muchos porqués, que se quedan en sacó roto, por obra y gracia de los Políticos y los Jueces.

Particularmente, creo en la Justicia, de quién no creo, es de los que imparten la misma. No entiendo, como puede poner a un sospechoso 300 años de condena, sí en España, sólo pueden estar lo máximo 30 años. Además, están atontados, se creen que viviran 300 años, para poder cumplir, la condena.

Y, para más cachondeo; sí cumplen un tercio de condena, puede salir, a la calle. Sí, eso el legal, los que hicieron la ley, estaría con el cerebro despistado. Que vengan, otros cerebros que no estén tan despistadillos y que se pongan manos a la obra, para que la Justicia, no tengan la venda en los ojos, en determinados temas. Y; así, tampoco tendrán patente de corso, a quién corresponda negociando.

1 comentario:

Lola dijo...

Es la pescadilla que se muerde la cola,,y además con dificil solución,bueno o facil segun se mire,,,claro pero hay que saber mirar, y sobre todo....saber pensar.