lunes, 5 de noviembre de 2007

LA MUERTE EN NUESTRAS MANOS


Tengo la sospechosa idea; que en el cerebro del ser humano, algo anda mal. Esta mañana cuatro de noviembre; estuve viendo un documental, en la cadena de Emilio Aragón, sobre lo peligroso, que es tener armas en casa.
Los estadounidense, muy proclive a ello; lo ven como una herramienta más en la vida cotidiana. Sin embargo, los europeos; como algo, fuera de lugar y que debería de estar fuera del alcance de las personas; a no ser, que sea por su trabajo personal; ya sea cuerpos de Seguridad, militar, etc.
En este documental, veo como cinco pistolas diferentes; han acabado, en diferentes formas, con la muerte de cinco seres humanos. Bien de una manera accidental; bien, con temor a las represalias, por los delitos que se están cometiendo; bien, por los suicidios; teniéndolas al alcance de niños; que piensan que es un juguete más ó simplemente, estando en el sitio menos indicado a la hora menos indicada. Por una u otra razón, ha habido cinco victimas; cinco familias destrozadas.
El presidente de la Asociación de Rifle de los Estados Unidos; es el gran actor; y sin embargo, no tan gran persona... Charlton Heston. Desde que supe, que era el presidente de tal asociación; el pedestal, donde lo tenía, se hizo añicos.
Soy personas, que huye de peleas; no me gusta. Pienso que el dialogo, es la mejor solución para los conflictos que puedan haber en nuestro planeta. Y, no como piensan muchos, el poder, que ejerce tener un arma en tus manos.
Y; solo, estas armas, sean desenfundadas por los profesionales, que están preparados para ellos; y, solo en caso extremos.
Hoy en día; la opinión pública, esta dividida, en lo referente a la pena de muerte. Por un lado, estoy de acuerdo, con la pena de muerte; solo en casos de terrorismo, en todas sus facetas. Pero, también; estoy al lado, de los que opinan, que nadie tiene derecho, a quitarle la vida a otro ser humano.
Cuando alguien tiene un arma, en las manos; piensan que tiene el poder de elegir quién vive. El destino de la gente de su entorno, esta en sus manos. Sin saberlo, sin tener conocimiento de ello, somos jueces improvisados de un destino, que no, nos pertenece juzgarlo.
Cuando apretamos el gatillo; entramos en un túnel, donde ya no podremos escapar nunca; pues ya no tiene salida, si optamos por ese camino.
Los estadounidenses; en particular, creen y están convencidos de que debería ser normal, tener un arma en casa, en nuestros hogares, como defensa personal. En este país, un niño de catorce ó quince años, ya puede tener un arma. Y, lo peor, es que ya están acostumbrados y viven con el miedo en su entorno. Luego, ocurre, lo que no debía de ocurrir.
Un muchacho, ha matado con dos metralletas en la Universidad de una Universidad del país. Otro, que empieza su adolescencia y tiene edad de estar en el colegio, ha acribillado a balazos el complejo, donde esta ubicada la Universidad de otro Estado.
Luego, viene los lamentos. Y, el Señor Heston, ¿ que tiene que decir a todo esto ?. Con sus desastrosas manifestaciones; alimenta a otras personas a comprar armas en el mercado negro. Pues, debido a que es un personaje público, mucha gente, le sigue, él debería cuidar mucho, sus manifestaciones y sus discursos.
Hace unos meses, daba un paseo por mi ciudad, me fije en varias armerías, que hay en el centro. Me fije, que se puede obtener un arma, por el módico precio de 150 €. Entonces, me hice unas cuantas preguntas... ¿ cuanto vale la vida de una persona ?, ¿ 150 € ?.
Todos nosotros, somos diferentes y tenemos ideas diferentes, discusiones, etc. Tenemos enemigos ó somos enemigos de alguien. Si tuviéramos la potestad de quitar la vida a quién no nos gusta, ahora mismo... ¿ cuantos seres humanos, vivirían ?.
Aunque aquí en Europa, está vigilado y controlado, la obtención de armas. Siempre hay, que burla esa vigilancia, ya que estas, no son tan estrictas que deberían de ser.
Reflexionemos y pongamos coto, ante un peligro, que están al alcance de cualquiera de nuestros bolsillos. Lo más precioso que tenemos; el don mas grande, se puede ir a la mierda, en el siguiente segundo, si acaba estas armas, en manos equivocadas.
No pongamos precio a este gran don, que nos ha sido dado; no pongamos, la muerte al alcance de nuestras manos. El desenlace, puede ser cruel. Seamos civilizados... si tenemos voluntad, ¿ claro ?.
Que no sé yo, si lo somos...

3 comentarios:

Lola dijo...

Mira, si hablamos de EEUU, hablamos de la maxima potencia en casi todo,y las armas son otra fuente de ganacia más,,,todo vale para enriquecerse lamentablemente.
Y en cuanto a la pena de muerte, en ningun caso,pero en ninguno la justifico,,esperar la muerte privando de libertad es un castigo mucho mas efectivo,claro mientras no sea en un hotel de 5 estrellas...Aunque si lo pienso friamente,,que nadie toque a los mios,,soy capaz...uff no se de que seria capaz,,mejor no pensarlo.

lola dijo...

No estoy a favor de la pena de muerte, pero si a que la condenas se cumplan completas, si son 30 años pues eso 30 años, no que a los 5 salgan como si nada. Y que mientras estén en la cárcel hagan algo productivo para la sociedad. Lo de Heston, es mi actor preferido aunque no comulgo con sus ideas, de todos modos ahora es una persona enferma, no creo que ya ni siquiera recuerde quién es.
Un saludo.

fire dijo...

fijate si me parece importate esto....que ya escribi un post hace unos meses sobre este mismo tema...
es necesario la concienciacion de la socieddad...

un saludo
buen post¡¡¡¡¡
;-)