miércoles, 31 de octubre de 2007

EMIGRANTES II


Estamos sufriendo una ola de asaltos; de todo tipo, en nuestro país; sobre todo, e objetivo son los emigrantes, que vienen a buscar un porvenir. Pues en su país de origen, no tienen la oportunidad de labrarse un futuro, para su familia.
Antes, hace cuarenta años, eran los españoles, los que emigraban a otros países, en busca del porvenir deseado. Mis padres, lo vivieron y lo sufrieron, este problema. Tuvieron que emigrar a Holanda. Les trataron bien, trabajaron y se adaptaron a las costumbres holandesas.
Ellos, al igual que muchos españoles, vivía en un barrio, donde habitaban, gente de su misma nacionalidad. Hicieron amistad con una pareja sevillana y otra holandesa de raza negra.
Se llevaban bien con los vecinos; tanto españoles como holandeses ó de alguna otra nacionalidad. Mi madre, trabajaba en un hospital y mi padre, en la empresa, donde nació el equipo de fútbol de Feyenoord.
Vivían, en una ciudad, cerca de Rotterdam... Schiedam. Fue, según mis padres, una época; difícil y dura, pero bonita. Incluso, estuve a punto de ser nativo.
Viene esto a cuento; porque ahora, somos nosotros, los que recibimos a gente que desgraciadamente, dejan su país, vienen al nuestro, para tener un porvenir, mejor. Y, ¿ que se encuentran ?... vándalos, gamberros y delincuentes, que no tienen ni oficio, ni beneficio. Y, tampoco lo desean, es como el perro del hortelano, no quieren trabajar; pero, tampoco quiere que los demás trabajen.
No han dado, ninguna satisfacción a la familia y se creen que son los amos de España. Se hacen los chulitos, cuando van en grupo, pero cuando van solos, se esconden como comadrejas, para no recibir, ningún rasguño.
Hace unas semanas, una joven ecuatoriana de quince años, recibió un ataque racista y xenófobo sin venir nada a cuento, solo; porque era extranjera y no española.
Recibió insultos... patadas... sin venir nada a cuento; simplemente, el pecado que tubo, era ser extranjera. Viendo e vídeo, vemos a otra persona, que no hace nada por impedir ese ataque racista; el miraba a otro lado, como si no fuera con él. Creo, que se debió de levantarse, para defender a la chica. Aunque al decir la verdad, el miedo es el aliado del tal Sergui el agresor y el tercero en discordia, no quería involucrarse, por miedo.
Creo, que hay que verse en esa situación, para saber, como vas actuar, es muy fácil, criticar, una vez pasado. Juzgamos, por las imagines y no vemos, lo que pueda ver o acarrear detrás de estas imagines.
Más tarde, vemos al chico, que le señalaba a la víctima, que había una cámara y que se había grabado toda la secuencia del ataque. Pero, lo más vergonzoso, es lo sucesos ocurridos, posteriormente.
Veo al machote, con una actitud desafiante hacia las cámaras y hacia la gente que le está observando. Con una sonrisa socarrona, tomando unas cervezas en el bar, sin ningún síntoma de arrepentimiento, ni falta que le hace, ya que el machote, tiene la potestad de la razón.
Pero, no es solo él; lo indignante, también es la cadena privada Tele 5, que busca, no informar, sobre un suceso lamentable. Busca rentabilidad y sacar beneficio a costa y hurgando sobre el mal ajeno, los sentimientos, etc.
Tiene la feliz idea de entrevistarlo en su cueva, donde se esconde. Más adelante, seguro que va, por todas las televisiones, dando sus argumentos y fechorías con todo el punto de detalle; cobrando, en todos los programas. Y, los de las televisiones, riéndoles, las gracias.
No entiendo, como ponen precio, al dolor de una persona. Luego, si con la televisión, no había bastante, tenemos a ese personajillo que se cree Dios, el ombligo del mundo... el Juez.
Pone en libertad al machote, porque no quiere caer, en a presión popular. Y, no se le ocurre otra cosa, que dejarlo, libre. Si, está libre... anda a sus anchas por la calle. Mientras, la chica ecuatoriana, seguro que teme salir a la misma, por si encuentra a su agresor.
Dice el Juez, que no ve indicios de agresión, que solo es una falta grave... ¿ que ocurre ?, ¿ la Justicia se ha vuelto loca ?, se apara estos jueces de tres a cuarto con la famosa frase... es lo que dice la ley, acato, la ley.
Pues cambiar la ley, collons, no veis que tiene fallos, cambiarla. Claro, algunos jueces, ni tienen sentimientos, ni lo parecen y lo desconocen.
¿ Qué tiene que ocurrir ?, para que vosotros mandéis a tantos y tantos machotes, que hay por la geografía y fauna española a prisión... ¿ una muerte ?.
Si por cada error que comete un Juez, lo metieran en los calabozos; los calabozos de todas las comisarias españolas, estarían llenas.
Esté fin de semana, estuve, leyendo un reportaje de EL PAIS, que lo firmaba Manuel Altozano, hablaba sobre los hechos ocurridos. Una vez, leído; me gusta menos la Magistratura, la Fiscalía y todo lo que tenga que ver con las personas, que se suponen que debían de impartir... J U S T I C I A.
Si hubiese alguien, por encima de políticos, magistrados y fiscales, que se esconden detrás de una toga, las comisarias, estarían llenas de ellos.
Leyendo la biografía de Fernando el Católico, en el libro... Yo, Fernando el Católico, escrito por José Antonio Vaca de Osma, cuando conversaba con uno de sus consejeros, el rey Católico dijo en su día... no me fío mucho, de éstos defensores de la ley. Palabra de Rey.




2 comentarios:

fire dijo...

Desde luego que aveces analizas ciertas cosas y te sientes totalmente desnudo por ttantos y tantos errores en la justicia....
y cuando no son errores son leyes de manga muy ancha, etc...
que difici es todo...¡¡

y con respecto atu comentario en mi blgo...
no solo vi Babel...sino que me encantó...

http://dejamequetecuente68.blogspot.com/
2007/04/babel.html

A mi me hace feliz que me digas cosas asi de bonitas...
asi que estamos en paz...
un beso
;-)

MeRCHe dijo...

Lo de este individuo es indignante, y la publicidad gratuita que le están haciendo en toda la prensa y la televisión es algo absurdo.
Hay mucha violencia en las calles, lo que sucede, es que, como no esta grabada por cámaras es como sino existiera, y esa violencia viene de los dos lados. Esperemos que se imponga el seny que no vuelvan a ocurrir agresiones ni de este tipo ni de ninguno, y que sobre todo no les den publicidad a individuos como ese energúmeno.
En cuanto al juez, bueno, imagino que habrá aplicado la ley y sino lo ha hecho que lo sancionen, de todas formas el otro día en Madrid un policía fue ingresado de urgencias al cumplir órdenes para desalojar un barrio ilegal y que yo sepa no ha habido ningún tipo de presión para que detengan a quien le ocasionó que le tuvieran que dar varios puntos en la mandíbula. No es por nada, pero por favor la misma vara de medir para todos.

Besitos