jueves, 22 de noviembre de 2007

¡ OTRA ... DE INTOCABLES !


Hace un par de semanas, una de esas tardes locas y cuando me iba a introducir en el maravilloso mundo de la lectura; va y sale una noticia, que me causa estupor y vergüenza de la justicia que tenemos... bueno, de la justicia; no, sino de los que se suponen que imparten Justicia.
La noticia no es otra, que un padre que lucha por la custodia compartida de sus hijos. No pide la custodia total; sino compartida. Él no quiere que sus hijos dejen de ver a su madre.
Me pongo delante del televisor; el padre, entre otras cosas, tiene 6 medallas olímpicas, en Los Juego Paraolimpicos pues tiene una leve cojera desde los 13 meses por un polio.
Nunca ha sido impedimento; para realizar su vida como otra cualquier persona. Es más, veo su casa, y veo que es una casa, normal y corriente, como otras muchas casas de familias españolas.
No se que ocurre, a la gente, que supuestamente esta perfecta y no tiene ninguna impedimento físico; que se cree que, lo que lo tenemos, somos idiotas. Que no sabemos ni vestirnos.
Aún en el siglo XXI, aún existe gente racista. Ya hace unos veinticinco años, un profesor me dijo Juan, veo que tu serás un revolucionario y un defensor de las causas perdidas ¿ sabes como se llama a eso ?. Eres un idealista y no te callas, ni bajo el agua. Pero, eso es bueno, pues mucha gente, por no quedar en ridículo, no preguntan lo que no saben y luego dan una descripción errónea mientras le escucho con incredulidad en un paraje tan bello, que no duramos ni cinco minutos, pues era un campo de patatas y parece que habían abonado hacia poco sin embargo tú; preguntas siempre el porque de las cosas.
Pero tu camino será más difícil y mas complicado, que el del resto de tus compañeros. Simplemente, por tu deficiencia física, tienes que demostrar doblemente tu valía, mientras los demás, con una vez, ya le basta. Estamos en una sociedad bastante hipócrita, que por delante decimos lo que esta bien, pero en privado hacemos lo que sentimos ó queda bien.
Muchas veces, me acuerdo de este profesor de estadística que tuve, queriéndome decir, que había mucha gente, que aunque demostrara que tenía valía, nunca me la darían; simplemente por minusvalía.
Nunca me he aprovechado de mi minusvalía para conseguir tal y cual cosa. Siempre he intentado hacerme las cosas por mi mismo.
Viene a cuento esto, porque una intocable, le quita la custodia compartida a un padre, simplemente, por tener una leve cojera.
Que tendrá que ver la ¿ lechuga con los fideos ?, para hacer una ensalada valenciana ó ¿ los garbanzos con el arroz ?, para hacer un cocido madrileño.
La jueza, sin impórtales los sentimientos del padre, ni de los hijos a su padre; le ha quitado la potestad de poder criarlos junto con la que un tiempo atrás, era su esposa.
Hay algunos jueces, que mientras sentencian dictamen irrisorios, que no se creen ni ellos, luego van a sus restaurantes de 7 tenedores y comentan las batallitas del día. Mientras sus victimas; están en una depresión bien por que se han quedado sin trabajo, bien, porque les han quitado la custodia de sus hijos ó bien vaya usted a saber. Y, estos jueces, no ven los antecedentes, solo se basan en hechos, pero no, en el porque han tenido que llegar a esos hechos.
Yo no entiendo muchas veces a la Justicia, creo que esta ciega. Pues si la Justicia no ve, que no se preocupe, que yo les llevo una solicitud para entrar a la Once. Pero hay algunos jueces que deberían estar encerrados y con la llave de la celda, tirara al fondo del mar.
Si ha este catalán, por una leve cojera, la jueza le ha quitado la custodia compartida, porque decía que su minusvalía, le impedía criarlos. A mi, por el brazo, debería de estar en Alcatraz ó Sing Sing además de estar incomunicado, no sea que vaya a contagiarles mi minusvalía.
Lo que yo digo, hay algunos que tienen el cerebro de cucaracha mareada. En otros tiempos, la integridad, el honor de una persona, la fiabilidad y la inteligencia, estaba fuera de toda duda y por encima de su físico.
Ahora, se me ocurre una frase... entre el honor y el dinero; lo segundo es lo primero. Por desgracia, diría yo. Es una lastima, que la humanidad, vea impedimento, donde no los hay y cree injusticias.
Después de veinticinco años, aquel profesor que tuve, sigue teniendo razón en lo que un día me dijo delante de un campo patatal. España, aún esta anclada en los años 80; en estos temas de urbanidad y cinismo.
Espero que Juan Carlos; gane la medalla más anhelada por él... sus hijos.

3 comentarios:

conxa dijo...

Es de pena el tema Juan,cierto es que los padres suelen llevar la de perder en el tema de las custodias de hijos, pero en el caso de este hombre, independientemente de las medallas olímpicas, ya tenía esa cojera cuando se casó,cuando fecundó a su mujer, y cuando nacieron sus hijos, no hay NINGUN impedimento para comaprtir custodia. OJO el padre ha pedido COMPARTIR, ni siquiera pide la totalidad de la misma.
Es vergonzoso el tema.
Por cierto, yo tuve un profesor que me dijo " Usted no es liberal, es joven" jajajjaja como me gustaría verle ahora.
Un beso paisano.

EGOSTEIN dijo...

La verdadera discapacidad está en la mente y en el corazón, fuera de ello no se tiene discapacidad. Si vamos a juzgar a las personas por cosas que no tienen validez como en este caso, vamos a terminar desechando a todo mundo por cuestiones como su gordura, si son rubios, morenos, verdes, altos, chaparros, etc. La gente se mide por lo que tiene dentro y no por lo demás.

EGOSTEIN dijo...

Insisto..., para ser gloria de España ese hombre no estaba impedido, pero sí para criar a sus hijos! Realmente me indigna este caso.