lunes, 11 de febrero de 2008

TIERRA + AGUA = BARRO

El día 24 de enero pasado, después de acudir al reconocimiento médico de la Once para mi espero ingreso a la misma. Pues, como os iba diciendo, después de salir de la Delegación, desayunar con mi garganta profunda... un café con leche y un par de donuts blancos, para ver si me sale el día redondo, me marcho a la biblioteca.
Una vez allí, me adentro en la sección de la videoteca. Busco alguna, que me haga pasar un rato agradable. Miro, Tootsie, pues me quede sin terminar unos días antes. Al no encontrarla, durante diez minutos, desisto y veo una que el día de su estreno, fui a verla y me gusto bastante. Aunque aquella vez, no le saque el jugo que le saco hoy día.... Evasión ó Victoria.
Así que, decido secuestrarla y visionarla, me adentro en la forma de pensar y le saco un significado distinto a cuando la ví por primera vez.
Empiezo a ver, como los políticos y los militares de gran graduación quieren utilizar un simple partido de fútbol para su propaganda político-militar; y por la parte de los aliados, quieren utilizar a los deportistas que se corto su carrera futbolística por la maldita guerra como vía de escape de los propios deportistas.
Pero, los deportistas, están hechos de otra pasta, son honestos y valoran al contrario y no se rinden fácilmente, además, no entienden de politiqueos.
Estos, jugándose su propia libertad, prefieren terminar el partido que empezaron, pues para ellos es como un reto. Quieren ganar, para conseguir la libertad en su interior, en su mente, sin trampas, ni cartón.
En el bando enemigo, los propios militares que fueron deportistas antes de la guerra también ven con desagradable sorpresa como sus superiores, ponen trabas y sobornan al arbitro suizo supuestamente un país neutral para no perder el partido. Los jugadores alemanes, quieren ganar por vías puramente deportivas. Incluso apelan, al honor que dieron a sus contrincantes.
Casi sesenta años después, siguen los políticos mezclar la política con el deporte. Los deportistas independientemente de su nacionalidad, su religión y su mentalidad respetan y admiran a su contrincante, quieren ganar en el campo de juego y no, en los despachos ó por un acuerdo político.
No subestiman a su enemigo de juego y ganen ó pierdan, reconocen la derrota y felicitan al ganador. Y, si ganan, consuelan al perdedor y les animan para continuar con el esfuerzo. Pues, lo que ocurre en el terreno de juego, ahí se queda.
Luego, fuera del ámbito deportivo son amigos, conocidos ó igual ya no se volverán a ver; pero el respeto mutuo, existe.
En las olimpiadas de Munich,72; hubo un acto terrorista, donde murieron varios atletas. El jefe de aquel acto, fue durante varios años, el presidente israelí.
Los políticos, nunca aprenden, ellos cuando ven algo, que les puede favorecer, no dudan en poner todo su empeño para utilizarlo en su beneficio. Recordemos en las olimpiadas de Moscú, como la administración de los Estados Unidos y la de sus aliados, no permitieron que sus deportistas compitieran en Moscú,80.
Seguramente, si los atletas de aquellos países, les hubieran preguntado, estoy seguro en un 99%, todos querrían participar en dichas olimpiadas y ganar por los métodos deportivos y no políticos.
Cuatro años después, las olimpiadas, se celebraron en Los Ángeles, 84. La reacción fue la misma, pero al contrario. La administración de la antigua Unión Soviética y sus seguidores, utilizaron el deporte, para devolverles la moneda y hacerles el mismo boicot.
Imagino, que los deportistas rusos al igual que los estadounidenses, antes. Si les preguntaran, tendrían el mismo pensar que sus compañeros y contrincantes, cuatro años antes.
Hoy en día, estando en el año 2008. La ONU, mediante algún que otro país por medio, no permite, que ciertos países, sus deportistas, puedan desarrollar el deporte que han sido entrenados duramente durante cuatro años, para dicho acontecimiento.
La tierra es buena para la supervivencia; el agua es buena para la supervivencia. Pero si la mezclamos, se convierte en barro.
¿ Cuando dejaran los políticos en contaminar con su presencia lo sano que hay en el interior del ser humano y la nobleza que hay en el deporte ?.
No os digo el final de la película, por si no la habéis visto, pero era lo previsible que ocurriera.

1 comentario:

Lola dijo...

Nunca jamás, eso ya lo sabemos. Mientras existan intereses para solo unos pocos, que por desgracia siempre existen, la pólitica alargará su mano para llenar de porquería todo lo que toca.
Un abrazo...