martes, 5 de febrero de 2008

EL PRIMER DIA SIN ESTRÉS

Ayer cuatro de febrero, sobre las 21:15 h. me uniformaba, en plan conserje y me iba a Nueva Residencial, cuando ya divisaba el complejo, veo que aún faltan diez minutos para entrar la servicio.
Pero, no me importa, entró y veo a mi compañero, José, que me saluda con una sonrisa cómplice. Yo, al ser nuevo en la empresa, identifiqué esa sonrisa, con algo que pudiera haber hecho mal.

Nada más lejos, me comenta... El jefe ha estado aquí, me ha preguntado por ti, que como te desenvolvías. Yo, le he comentado que muy bien, que lo habías asimilado todo perfecto.- Sí, se le ve con ganas de trabajar, además, tengo la sensación que es muy buena persona.- creo que sí.- le comenta José.- fíjate, que ayer a una vecina del bloque Z, le robaron y le agredieron, él, le sacó la sonrisa, que había perdido, diciéndole que esa cara tan bonita, no debería estar sería, por culpa de un cabrón. Además, cualquier pequeño detalle, lo apunta.- Sí, creo que Juan, lo pones en cualquier oficio y rinde el 100 % o más, independientemente, de que sepa o no, pero se le ve con mucho interés.- parece, que le respondió el jefe.
Mientras, José, me relata la conversación con el Jefe, el cosquilleo, que tengo en el estómago, se transforma en algo gratificaste y no en una losa pesada de hace unos minutos. Se despide, y yo empiezo, mi turno, en ese instante, llama la puerta Z-55, para pedir hora para el padel y darme las gracias, por haberle sacado la sonrisa a su esposa. Después de ocho horas interrumpidas, término el servicio a las 06:00 h y me voy hacia casa, pero me voy, viendo las calles, los carteles publicitarios y las personas distintas a como las veía la noche anterior y mucho más diferentes a como las veías, estos meses pasados. Llegó a la gasolinera, donde hay una cafetería, donde pasaba todos los días, con ganas de desayunar, pero sin poder hacerlo.
Compró los diarios recién llegados El Mundo y El Super, pido un café con leche, con la leche muy caliente y un curasen. Creo, que es el desayuno que más me ha sabido a gloria, de toda mi vida. Mientras ojeo los diarios, voy desayunando, son las 06:15 h. pero me da igual, el desayuno, me sienta bien y sin estrés, que es lo más importante. Hasta, me chupo los dedos perdonar la expresión de los curasen, recién sacados del horno.
Cuando, estoy a punto de entrar al patio, me doy media vuelta, y me voy a pasear por la ciudad y disfrutar a la inversa, del paseo que di en Nochebuena, aquél, fue un paseo, con mucha tristeza. Hoy, el mismo paseo, lo veo viendo a las calles con vida, el frutero, de la acera derecha de la avenida Burjasot, lo veo con otra mirará.
El conductor de la línea de Moncada, me ve, para el bus, me saluda, y cuando le digo, que ya tengo trabajo, pide disculpas a los usuarios de la línea, se levanta y me abraza, después empuja a sus clientes, para que me aplaudan, acto que hacen los seis clientes que habían.
Este conductor, era el que me llevaba todos los días, durante cuatro años a la zona donde antes trabajaba.
Sigo teniendo los ojos de color marrón, pero con vida, está vez. Cruzó la calle y veo a una de mis chicas que me dedica una sonrisa, está anunciando de una empresa llamada Lancaster sobre potingues de esos que se ponen las mujeres para estar más guapas. Mientras cruzó, no le quitó, la mirada, ella tampoco me la quita ¿ será que se abra enamorado de mí ?, una vez que le sobre pasó y la dejó atrás, me giro, y sigue dedicándome la sonrisa.
Pienso, pues como no vengas tú a Valencia a buscarme, para tirarte los tejos, porque, yo a no ser que me toque la lotería, no puedo ir a tú tierra. Además, ya me ha tocado la lotería, que es el trabajo de cada día. Así, que Kim Basinger, sí te acercas por mi ciudad, yo con mucho gusto haré de Cicerón para ti. De pasó, me traes a tú amiga Demetria es que es mi debilidad, ¿ sabes ?.
Llegó a la Ong, y como está aún cerrado, me espero. Me fijo, que a unos 15 metros, esta Kim Basinger con esa mirada seductora. Y, pienso.... jo, que rápida es, me persigue a todos los lados. La veo, por todos los rincones. Ya dentro, les digo la suerte que he tenido a Amparo, que es, la persona, que más me ayudado y me marcho a ver a mi garganta profunda. Es decir, a la Once.
Antes, de ir a la Once, paso por el Colegio Luis Vives y les digo, mi nueva situación laboral... enhorabuena, te lo merecías, ahora, falta la Once, pero no dejes este trabajo, si antes no te llama los ciegos.- me comenta Carlos, el director.- Lola y Asunción, aún no han venido, pero se alegraran de saberlo.
No, no es Lola, mi amiga sureña, es otra Lola, que es una de las dos secretarias que tiene el Colegio, me llevo bastante bien con ella. Y, no penséis mal... que esta casada. Que me lleve bien con las Lolas, no significa, lo que estáis pensando. Salgo del Colegio y voy a la Basílica a dar las gracias, por mi nuevo empleo.
Después de la Basílica, me dirijo a Tomás garganta profunda almorzamos y me da 10 €, para comprar iguales, para el viernes. Está semana, le tocaba a él, pagar. Allí, me da un abrazo que ganas tenía de sentir un abrazo me invita almorzar y pero no le dejo. Me dice... El siguiente pasó, la Once.
Ojalá, le respondo. Y, me ofrece un pc., gratis, le digo que vale, pero la semana que viene, lo hablamos. Me marcho a casa a descansar, no sin antes hacer mandado sendos correos a mi amiga sureña, de este primer día sin estrés. Cuando las cosas empiezan a irte bien. La ciudad, las personas, los carteles publicitarios, etc., parecen que te están dando la enhorabuena.
Lo chocante, es que antes de entrar a la biblioteca y mandar el correo a mi amiga sureña. Me llama, otra empresa para empezar a trabajar el lunes.... Joder, durante nueve meses, nadie me llamaba, ahora todos. Mañana tengo una cita con él, a las 11:00 h., Ya os contare.
La ciudad es la misma que el día de Nochebuena, pero, no se, yo la veo distinta. Muchas gracias, a todos, por este bonito día, cansado, pero feliz.

2 comentarios:

Monotributo dijo...

Humanidad, (y vos también conchuda gallega pelada-por que sos esencialmente una mujer y una mujer tiene aparte de humores cambiantes, coño-) arreglaos sin mi por unos días. Me voy a ver a mi abuelo, el Gran Jefe trulalense, Sonio Samantho Tribu-Toó, que está contento a más no poder porque su nieto preferido, YO EL GRAN MONOTRIBUTO, va a visitarlo unos días a Benín, ese país africano que que tiene forma de poronga. En realidad, el es mi abuelo adoptivo, ya que yo le fui entregado de pequeño en una canasta celestial que descendió a la Tierra desde el Olimpo, enviado por mis padres, los dioses Apolo y Palas Atenea, para salvarme del corralito de Cavallo y De la Rúa, del moisés de Ikonicoff y de la mano que mece la cuna. Así que simples mortales, arreglaos sin mi por un par de semanas. He cerrado por ese tiempo mi Instituto Superior de Estudios Internésicos. En principio pensaba dejar a cargo a Bill Gates y Cesar Milstein, pero son dos masitas que no me llegan ni a los tobillos. !No lloren, no sean maracas!, que en unos días vuelvo a seguir guiandolos con mi sabiduría, mi don de gentes, mi genialidad, y sobre todo, mi modestia y humildad. Mientra tanto cuidenmelán a la Juditha Princess, que nadie le rompa ese himen reforzado de vestal greco-andaluza-canaya que tiene y que está reservado al más grande entre los grandes: al padre del blog, Monotributo inmortal. Loor y gratitud...a mí.
Ahora si en mi ausencia vuestra impaciencia no tiene límites, podéis mandarme mensajes que en una de esas en algún lugar de la selva de Trulalá en Benín, los leo y a lo mejor los contesto, mientras miro a Judy, Toto, Clarens, Daktari y su hija Paula (la del orto celestial) como corretean felices por la foresta de la década del 60 y 70 sin entender que un monstruo los acecha: Internet. Los mensajes mandadlos queridos discípulos al sitio del genio entre los genios, el gran conductor y juez supremo de la red (modestamente ío: Monotributo) que no es otro que http://elgranmonotributo.blogspot.com
Besitossss.

EGOSTEIN dijo...

Querido Juan, me alegra que la suerte te sonría, lo mereces mucho. Sólo espero que ahora encuentres el tiempo para seguirnos contando tus "pato aventuras", que yo por mi parte las sigo como si fueran una telenovela. Probablemente ahora tenga menos posiblidades de contactar contigo por el messenger..., tú sabes la diferencia de horarios, pero quiero que sepas que sigues en mis pensamientos. Un beso y mis felicitaciones.