viernes, 15 de febrero de 2008

AMOR A LA LUNA DE VALENCIA

Son las 04:30 h. y estoy terminando la segunda y última ronda de la primera tanda de bloques. Entró en la garita; dejó el chaquetón y cuando salgo, me veo un 4x4, delante de mí, pero en la otra parte de las rejas.

Ha puesto las luces largas. En un principio, pienso que es una pareja de novios, que se están dando cariñosamente, la despedida y no tardarían más de unos minutos. Así, que no les llamó la atención. Ya me dijeron, que no permitiera que delante de las rejas, aparcara o que parada ningún coche.

Lo permito, por la hora que es, pensaba, que sólo sería unos minutos. En el monitor, sale el coche, pero no se ve a nadie dentro. No es que se vea con nitidez, pero se podría distinguir, sí hay alguien dentro. Cuando, estoy a punto de salir, me veo lo que parece un brazo, que sube y baja, como sí el brazo, estuviera acariciando. Me quedó cortado.

Ya dudo en salir, por no pillarles, en una situación comprometida. Todo esto de la parte del monitor donde sale, el asiento del copiloto. Las luces me molestan, pero, no quiero pillarles.
Empieza a moverse el todo terreno, un poco, como sí estuviera el coche bailando una lenta, en Woody. Me sonrío y miro al monitor, pero ya no veo el brazo de antes…. Estoy pensando en ir a bailar con la pareja; pero igual, al novio lo dejo en ridículo, con mi movimiento de caderas.

Sin embargo, desde la puerta del asiento del conductor, distingo una mano, que la nueve mucho. Imagino que se estarán pegando los jóvenes un revolcón. Son las 04:50 h. y sale un coche del garaje, con bastante dificultad. Es cuando quiero aprovechar, para llamarles la atención y que por favor quitaran el vehículo.

Pero, no hizo falta, veo que la puerta de la parte trasera, se abre. Me espero. Sale una chica muy bonita y bastante arreglada, pero desmelenada. Le abro la puerta y me saluda con la mano, noto que sus labios sale un Gracias. Mientras tanto, el conductor, empieza hacer maniobras, para marcharse. Cuando, le veo con claridad, distingo que no era conductor, sino conductora. Durante unos veinte minutos, hubo castillos artificiales, dentro del 4x4.
No penséis que lo vi, que no ví nada, ha excepción de los brazos de marras. Ya tomaron ellas, las medidas, para no ser descubiertas. Sólo lo intuí por lo que vi en el monitor un poco distorsionado y el movimiento del coche. Blanco y en botella... Pues eso.

Mira, me arrepiento en no acudir a la discoteca ambulante; si hubiera sabido que la pareja eran dos bombones femeninos… cachis.

Si fuera así siempre el amor…

2 comentarios:

Lola dijo...

Si fuera así siempre, sería perfecto por ser Amor, Que más dá el sexo de quienes se quieran, mientras sé quieran....no?
Jajaj,,ya veo que en tu trabajo no te aburres...
Gracías por tus comentaríos. Cualquiera que no me conozca, al leerlos puede pensar que soy la reencarnación de Teresa de Calcuta, y nada más lejos jajaj..
Un abrazo.

conxa dijo...

Seguro juan que hubieran pensado que se te había ido la pinza si haces de Gene Kelly. Y si no fuera porque es el curro......

Que pases un buen día.