miércoles, 20 de febrero de 2008

EL PAÑUELO Y EL CAFÉ


En estos tiempos que vivimos y de supuesto avances en todas las facetas de la vida, llega la religión y se queda obsoleta. Todas las religiones, aún siguen pregonando, como lo hacían siglos atrás. Pero, la que más anticuada se ha quedado y además fanática es el Islam.

Es la religión que más humilla a la mujer. Me gusta conocer en profundidad, las distintas religiones, pero no me adentro, mi me gusta practicarlas.

Salgo a las 06:00 h. de Nueva Palacio y me voy a desayunar a las 06:15 h., compró El Mundo recién llegado a la gasolinera-cafetería. Leo que una trabajadora estadounidense ha sido encarcelada en Ryad por sentarse a tomar café con un grupo de compañeros. Es decir, ya no humillan a sus gentes, sino también a los extranjeros que van a trabajar.

En una entrevista que Yara concedió ofrece un testimonio de primera mano la discriminación que se enfrentan las mujeres que viven en Arabia Saudita. En esa entrevista, Yara comenta... sí quiero lograr diferencias tengo que estar aquí. sí me marcho, ellos ganan. No me puedo rendir a los actos terroristas. Está mujer valiente, llegó al país con su marido, que es un hombre de negocios. Ella, que es la socia-directora de la empresa, pasó por las oficinas.

En un momento dado, se fue la electricidad en la empresa, entonces aprovecharon para bajar a tomar un café, con otros compañeros suyos. Se sentaron en un rincón familiar, donde es en el único sitio, donde hombres y mujeres, pueden estar juntos. Allí, en público, no puede haber contacto entre hombres y mujeres. Llegaron unos guapos con sábanas puertas más unas barbas de chivo, muy serios, la detuvieron, y hala a la cárcel.

Ella, que llevaba el pañuelo, intento explicar, pero estos no atendieron a razones. Lo primero que tendrían que hacer estos fanáticos, es lavarse y afeitarse, o por la menos que se arreglen los pelos. Luego, deberían de entrar en el siglo XXI, que aún se creen que estamos el Alca puerta. Sí quieren que se respete sus costumbres siempre, por supuesto que no sean humillantes que empiecen estos cavernícolas, respetando las costumbres ajenas.

También, en Turquía, se aprobó la obligación del pañuelo en las mujeres. Estás, organizaron una manifestación en contra de está obligación. La religión del Islam, igual está en decadencia, por lo primitiva que es y la gran cantidad de terroristas que salen de ella.

Particularmente, soy partidario de que los foráneos, tienen que adaptarse a las costumbres del país que se instalan. Pero una cosa es adaptarse a las costumbres del país que lo acogen y otra cosa es dejarse humillar, por un grupo de religiosos fanáticos machistas.
Alá y Mahoma, vieran a sus súbditos lo retrasados que siguen estando, creo que les daría un infarto.

2 comentarios:

conxa dijo...

veo que no apareces por el blog.

¿ todo bien? espero que solo sea exceso trabajo.

Feliz finde.

MeRCHe dijo...

Venía a dejarte un beso y a recordarte que te echamos de menos.

Besos