lunes, 20 de abril de 2009

CONFIADA

Algo me ocurrió el día 9 de este mes sobre las 22:00 h. os cuento...

… salía de un ciber de mirar el bloger cuando llegó a la avenida principal veo un coche que para aunque tiene el semáforo a su favor, la conductora llama a un viandante que en ese momento cruzaba por su lado y extiende las manos y con la cabeza la mueve de izquierda y derecha negando lo que ella supuestamente le pregunto. Yo atento a la escena no le doy más importancia.
Cuando cruzó la avenida con nombre de uno de los Papás mas queridos por sus fieles, el coche se pone a mi altura, la conductora me llama, me giro acercándome - Disculpa, estoy buscando la Avenida de Quitó, ¿ sabías sí voy en dirección correcta ?.- Hacia allí voy, mira tienes...- no he terminado de terminar la frase cuando me invita a subir a su coche. Subo, entonces intuyo que -siendo una chica joven treinteañera- va a la Sala de baile de Salsa.
Como va algo despistadilla, le pregunto sí es de Valencia, a lo que me responde que no, que es de Toledo. Sin conocer la capital donde nació Juana de Castilla, empiezo a describir las maravillas de su tierra. Ella vino a Valencia hace unos años y se quedó. Hoy estando en casa, le llama una amiga para ir a una Sala de baile donde la música es Salsa. Bingo, acerté, pensé.
Mientras vamos hablando de lo bonito que son nuestras ciudades. Me deja en la puerta de la Sala y me ofrezco a una pregunta suya a cuando salga que venga a donde yo trabajo - conserje en un complejo privado- y le indicaría el camino de vuelta hacia el centro. Noto que no va nada nerviosa, y eso me hace pensar que no tengo la cara del Doctor Infiernoes lógico no tengo su melena albina- en un mundo donde no confiamos en nuestra sombra, sale una chica con carita de ángel y confiada.
Una escena que en otro tiempo no muy lejano sería de lo más normal; en los tiempos que corremos es para mi heroica aunque también podría ser temeraria. A mi me resultó positivo.

6 comentarios:

Shanty dijo...

Pues sí que tuvo valor. Aquí creo que nadie osaría ser tan confiada.

Gracias por visitarme. Ha sido un gusto conocerte por este medio.

Saludos.

Paquita dijo...

Pues yo que quieres que te diga, fué muy confiada y gracias a que eras tú, con los tiempos que corren no se puede ir por la vida asi.
Claro que hay personas como tú y como yo de lo más normal, pero yo no me confiaría tanto, a no ser que fuese profesora de artes marciales.

Un saludo.

roxana dijo...

Hola todo tiene que ver con el vil dinero y el poder. asi es, de acuerdo contigo buena semana. abrazo

Magah dijo...

Hola Zerep!!... un gusto!
Y a como me dió a pensar tu texto, aún con los cuidados lógicos, no quiero privarme de esos encuentros. Confiar!

Besos descalzos!

Magah

azul dijo...

Hola, a mi me parece extraordinario la confianza que tuvisteis ambas, sobretodo tú ...

Sería estupendo un mundo donde todos pudieramos confiar en todos....

Un saludo

Ignacio Bermejo dijo...

El valor es siempre un valor que no pasa de moda y que impresiona